1 de julio de 2009

Sí hay con quién


Si no hubiera ido a la campaña de lanzamiento de Transición Colombia, no hubiera escrito esto. Antes de ese día sólo sabía que Vargas Lleras se oponía a la reelección y que había estado al lado de Uribe desde su campaña en 2002. Ahora puedo decir con toda seguridad que es un buen candidato.

Aprovechando que mi blog muy posiblemente mi blog sea visitado por gente nueva por mi entrada en Punk Rock Song, hice esta entrada para que esté actualizado Mi Rincon. Como sé que gente de otros países entra acá y no entiende de política colombiana, en pocas palabras la situación está así: En Colombia ya no se habla de derecha ni de izquierda, ni de uribistas ni anti-utibistas, se habla de los que apoyan una segunda reelección del Presidente Uribe y de los que no. Este artículo trata de un candidato que ha sido partidario del Presidente desde su campaña en 2002 pero que se opone a un nuevo mandato que lo extendería a 12 años en el poder. Algunos lo ponen así: Una vez, tocó; dos veces, uno dice "bueno"; pero tres veces es pasar de una democracia débil a una dictadura descarada. Lo leí en un grupo de FB. Si el que dijo eso por primera vez lee esto, me avisa y lo cito, mientras busco.

Seguir avanzando en el campo de la seguridad y consolidar los enormes logros alcanzados por el Presidente Uribe no es incompatible con propiciar una profunda transformación social, que garantice la salud, la educación y los servicios básicos para que hasta el más humilde de los colombianos tenga una oportunidad de salir adelante.

Germán Vargas Lleras, Candidato de Cambio Radical a la presidencia  de Colombia

Para los que me conocen, saben que soy un poco izquierdoso: digo ser del Polo Democrático; botaría por Gustavo Petro; y he llegado a sugerir que a las Farc no se les diga terroristas [A MODO DE SARCASMO]. Sólo me falta, como dice Daniel Samper Ospina, escuchar a Silvio Rodríguez y tomar vino caliente para ser considerado un terrorista en potencia. Sin embargo, yo, al igual que Gustavo Petro, creo que con tal de derrotar a Álvaro Uribe en una posible segunda reelección hay que aliarse con el mismo uribismo. Obviamente cuando dijo eso no se refería ni a Andrés Felipe Arias, quien ha insultado al PDA al decir que representan un modelo de país que no le conviene a los colombianos, ignorando los dos millones y medio de votos de este partido; ni a Juan Manuel Santos quien ha calificado sin prueba alguna a Rafael Pardo o a Hollman Morris de ayudar a las Farc. De quien hablaba Petro era de Germán Vargas Lleras (y de pronto Martha Lucía Ramirez), la mejor opción para los que dicen: ¿si no es uribe, quién? La razón por la que escribo esto es porque fui a la campaña del lanzamiento de su campaña presidencial, que ―vale la pena decir― se enfrentará contra quien gane la consulta del Partido Liberal.

Seguramente para 2006 era justificable que la gente dijera que no había nadie más. Sólo hay que echarle una mirada a los candidatos de ese momento: Carlos Gaviria, Ernesto Samper, Antanas Mockus (¡El mejor! Pero con muy bajo perfil). Es decir, además de que no había nadie que asegurara la continuidad de la política de Seguridad Democrática, la gente todavía tenía miedo porque el Presidente no pudo lograr acabar con las Farc en cuatro años, como lo había propuesto inicialmente si no que aseguró que necesitaba de otro período presidencial para lograrlo (No entiendo por qué quieren a Uribe III. ¿Cada vez que no logre acabar hasta con el último guerrillero de las Farc van a cambiar un ‘articulito’ de la constitución?). La diferencia es que ahora está Germán Vargas Lleras, Martha Lucía Ramírez o Rafael Pardo, los dos primeros uribistas anti-reeleccionistas que le darían continuidad a las políticas del Presidente y el tercero que, aunque no lo he escuchado, seguramente lo haría porque fue Ministro de Defensa. Incluso están Andrés Felipe Arias y Juan Manuel Santos, que por razones que no voy a decir, además de las que ya dije, no se merecen ni si quiera un voto.

Pero bueno, pasemos de Marta Lucía Ramírez, Rafael Pardo y Germán Vargas Lleras a este último solamente. No hay persona más preparada para ser Presidente en este momento que Germán Vargas. Sé que contra quienes competirá Vargas Lleras varios han tenido ministerios y algunos han estado en el Congreso, pero si me pongo a nombrar uno por uno los precandidatos de todos los partidos y dónde han estado, no terminaría. Decir que ha sido dos veces concejal; consejero del Ministerio de Agricultura; Elegido cuatro veces Senador (lo fue desde 1994 hasta 2008), donde propuso la Ley de extinción de dominio, fortalecer las Fuerzas Militares en 1998, la titulación de tierras, el Código de la Infancia y la Adolesencia, y así alrededor de 60 proyectos de Ley me parece que es suficiente para decir que hablamos de una persona preparada para asumir la presidencia de Colombia. Sumémosle a eso que es de las únicas personas que estuvo al lado de Álvaro Uribe desde su campaña para las elecciones de 2002 e incluso por esto puso en riesgo su vida en dos ocasiones al sufrir dos atentados. Simplemente porque se opone a una segunda reelección, a que el Presidente “salga por la puerta grande” y porque lleva dos décadas preparándose para ser Presidente salen a la luz comentarios de que “está en contra de Gobierno” así lo haya apoyado por más de seis años y así en sus propuestas presidenciales no salga nada de desmontar la Seguridad Democrática.

Las propuestas del candidato de Cambio de Radical son muy simples: seguir con la Seguridad Democrática, pero invirtiendo en lo social, además. Por ejemplo, mencionó que si hubiera sido por él, hubiera aprobado la Ley de Víctimas, la cual hundió el Gobierno dizque porque era muy cara y porque no se podían poner en la misma categoría a las víctimas de Estado y a las de los grupos terroristas, y al mismo tiempo pensando en poner un impuesto porque la plata no alcanza para la guerra. Así se invierte la plata en Colombia [enlace 1].

De los recursos orientados al subsidio de vivienda solo el 21 % llega al sector de pobreza extrema, mientras que el 29% -casi 50% más- está dedicado a los deciles más altos. Escasamente el 5.9% de los recaudos para el SENA llegan a los extremadamente pobres. Cuando el 47% va a los deciles más altos, los más altos.

De los recursos de educación superior sólo el 1.2% cubren al decil uno. Mientras el 60% van a los estratos altos, los deciles 8, 9 y10. En lo pensional el cero% -sí, cero por ciento- llega a al 1 y 2 y un mísero 0.6% a los deciles 3 y 4. Cuando el 70% va al decil 10 Del subsidio familiar, cero pesos al decil uno y 54% del gasto al decil 8.
 
Bueno, esto es todo. Sólo quería decir que además de Uribe, sí hay con quién. Si creyeron en alguien que dijo que acabaría con las Farc en un período, ¿por qué no creer en alguien que aún hoy le es fiel a las políticas del Presidente así éste le haya dado la espalda? La gente sólo tiene que dejar de pensar que el día después de que AUV deje la casa de Nariño las Farc no se van a tomar Bogotá y que los único que lo pueden reemplazar no son los arrodillados que son capaces de lamerle la suela de los zapatos a nuestro actual Presidente.
No voy a decir nombres, pero hay gente capaz de lamerle hasta los zapatos hasta al mismísimo Presidente con tal de...la verdad no sé, pero serían capaces de hacerlo yo creo que sólo porque creen que antes de Uribe el cargo de Presidente de Colombia nunca había existido

No hay comentarios. :

Comentarios