10 de agosto de 2011

Carta dirigida al presidente del Congreso



Honorable Senador:

El día en que la Comisión Primera del Senado aprobó con un voto suyo en primer debate la Ley Lleras, le envié un correo en el que comencé diciendo 'Usted no me representa', por no haber escuchado a los usuarios en un debate que del que fuimos marginados. En su respuesta, usted me sugirió que yo no sabía cómo funcionaba el Congreso de la República, y lo acepté con humildad. Sin embargo, sus actuaciones como presidente del Senado, a menos de un mes de haberse posesionado, demuestran que es Usted el que no sabe cómo funciona el Congreso. Su propuesta de revivir la inmunidad parlamentaria va en contravía de los nexos que la justicia ha encontrado entre el paramilitarismo y el narcotráfico con la clase política de este país desde mediados de los 90 para acá. No intente buscar explicaciones en que sus detractores están malinterpretando su proyecto o que es culpa de los medios de comunicación la interpretación que se le ha dado.

Y lo peor es que no se haya detenido ahí y quiera volver a un Congreso que no parece del siglo XXI, en el que los ciudadanos les pagamos a Usted, que no gana menos de 20 millones de pesos, la gasolina de sus carros y de las mesas directivas del Senado cerca de 600 millones de pesos. Entiéndalo, lo que pasa en el Congreso ya no pasa a espaldas de los ciudadanos. En medio de un clima de corrupción en el que se destapan escándalos todos los días, estamos cansados de que el Estado malgaste el dinero de nuestros impuestos.

Gracias

1 comentario :

Andrés Rincón dijo...

Buena Carta. Todo es cierto

Comentarios