20 de junio de 2012

Señores congresistas, gracias por la reforma a la justicia

Como todos sabrán, desde hace un tiempo para acá el nuevo mejor amigo del presidente Santos es el presidente de Venezuela Hugo Chávez, y por la misma línea el Congreso de la República se convirtió en su juguete favorito. Al trámite a pupitrazo y a las patadas de los proyectos de Ley Lleras 2.0 y de construcción de 100.000 viviendas en tiempo récord, sumémosle que en su momento quitaron porque sí, sin dar ninguna razón, un artículo del Plan Nacional de Desarrollo que permitía la reducción de los precios de los combustibles y que a propósito se volvió a caer porque al Honorable Senador ponente, Manuel Guillermo Mora, no se le dio la gana en todo el año de discutirlo en la comisión quinta del Senado. Como era obvio desde que Juan Manuel Santos fuera elegido como presidente de la República, esto se veía venir, un gobierno de Unidad Nacional sin oposición en el Congreso y que se convirtió en una aplanadora legislativa como no se veía desde que el Congreso absolvió al ex presidente Samper por sus presuntos vínculos con el narcotráfico. Esta aplanadora se hizo con 6 de los 8 partidos en el Congreso de la República y todo pasó a ser tan fácil como presentar, no discutir y aprobar. El episodio más reciente de lo que estoy diciendo es el de la reforma a la justicia, hecha a la medida y que les cayó como anillo al dedo a ellos mismos.

19 de junio de 2012

Jericho, una serie de culto

¿Qué pasa cuando un ataque terrorista acaba con 23 de las ciudades más importantes de Estados Unidos? La respuesta suena simple: el país se divide en tres gobiernos federales, mueren 30 millones de personas y en represalia son atacados Irán y Corea del Norte. Sumémosle a lo anterior el hecho de que una de las bombas nucleares utilizadas durante el ataque finalmente no llega a su destino y está perdida, quizás en manos de extremistas religiosos, anarquistas o algún movimiento de milicias. Mientras tanto, en Jericho, un pequeño pueblo en Kansas, lo único que la gente sabe son suposiciones tras ver a lo lejos una explosión en una ciudad cercana. Aislados, asustados, sin medios de comunicación, luz ni alimentos, comienza una lucha por la supervivencia en la que no se sabe quién son los amigos y quiénes, los enemigos.

16 de junio de 2012

Mendigando likes y limosneando comments

Gente que degrada el oficio. Pasa en todas las profesiones: el periodista mal hablado, el abogado corrupto, el diseñador con mal gusto...La lista es larga y ahí vamos. Hace poco también entró a hacer parte un tipo de comunicador, los tan populares Community Managers (CM). Unos meses atrás me pregunté si valía la pena ser un "experto" entre ellos. Llegué a la conclusión de que no. Hacerlo sería seguirle la corriente a tanto baboso que dice serlo. Y es que con tanta demanda, tantas empresas queriendo tener presencia en la web, hay mucho colado que, como ya lo había dicho, por el simple hecho de tener muchos seguidores en Twitter cree tener la capacidad de gestionar la imagen de una marca en Internet. ¿Qué tiene que ver un video de una banda de rock con una popular marca norteamericana de comidas rápidas? Mucho CM hablando por hablar, desesperados por que les den "Me gusta" a sus estados o que comenten en sus publicaciones. Lo grave es que lo hagan desde la cuenta de la empresa para la que trabajan, con contenidos irrelevantes y cero estrategia. Ellos mismos se delatan mendigando likes y limosneando comments.

7 de junio de 2012

Los malos pasos de Facebook

Para el ojo común, Facebook tuvo unos pequeños cambios hace poco: insertaron el  Timeline, con el cual podremos ir a cualquier momento de nuestra vida desde que creamos nuestra cuenta, e igualmente podemos agregar información en fechas específicas. Es decir que si tuvimos unas vacaciones inolvidables o fuimos a la universidad durante unos años, podremos agregar estos momentos o subir fotos de esta época. Sin embargo, lo que a muchos usuarios nos parece útil contrasta con los demás movimientos equivocados que está haciendo la compañía de Mark Zuckerberg. Solo hay que ver cómo han caído los precios de las acciones desde que Facebook entró a la bolsa para ver por encima que algo no se está haciendo bien: la entrada de Facebook a la bolsa fue la peor en diez años.