27 de febrero de 2012

¿Vale la pena ser un "experto" en Social Media?


Hasta hace unos años, Internet no era utilizado más que para bajar música, revisar el correo electrónico o buscar información, pero desde hace unos cinco años para acá hubo una explosión social que comenzó mucho antes con Hi5 y MySpace, dos sitios que están hoy agonizando pero a los cuales les debemos la existencia de servicios tan populares hoy como Facebook, Twitter o Google+. Bajo la sombra aparecieron al mismo tiempo otros servicios que simplemente pretendían compartir contenidos como YouTube, Flickr o Blogger, aunque finalmente todos pudieran ser catalogados como Redes Sociales, o Social Media en inglés. Después de todo, todos estaban construidos bajo el principio de compartir. Esta abundancia de contenidos en últimas a lo que ha llevado es a que hoy cualquier pobre diablo con una conexión a Internet pueda llamarse a sí mismo como experto en Social Media. Nada más presten atención a la lista de invitados de uno de los muchos eventos que hoy se organizan en todas las ciudades del mundo sobre el tema, y háganse la siguiente pregunta después de haberlos escuchado: "¿Y este quién es para creerse un experto en Redes Sociales?".

25 de febrero de 2012

El conflicto sigue vivo

Sofistas pueden encontrarse en todo el mundo y, lamentablemente, algunos rayan en el límite del cinismo. En Europa los hay, y muchos de ellos son los responsables de la presente crisis económica que amenaza con destruir naciones enteras como la antiquísima Grecia. Pero para no ir muy lejos, es preciso hablar de los que tenemos en Colombia. Aquellos que insisten en que estamos próximos a presenciar el fin del conflicto, que las Farc están al borde de la extinción y que los neoparamilitares no son más que bandas de crimen organizado son los sofistas colombianos más recios. Que les digan eso a las víctimas de los atentados de la guerrilla en Tumaco, Nariño, y Villa Rica, Cauca, perpetrados durante los primeros días de este mes; que se lo digan a los paramilitares que se desmovilizaron un par de años atrás y ahora engrosan las filas de lo que la opinión pública conoce comoBacrim. Seguramente los primeros romperán en llanto y los segundos soltarán una carcajada, lo que desvirtuará tan absurda tesis que sostienen quienes están maquillando nuestra realidad.

Por Juan David Mosos (@JuanDavidMosos)

23 de febrero de 2012

Medímetros

En las llamadas crisis de escritor, que en resumidas cuentas implican no tener ninguna mierda para pasar de la cabeza al teclado, surgen ideas tontas que se disfrazan de un aire de profundidad. Ésta es una de ellas, y antes de explicarla, voy a contar la manera simple en qué me llegó a la mente. Primero recordé que mi colega, Daniel Afanador, me invitó a escribir para celebrar la entrada número 25 mil de su blog, y he aquí el producto de esa invitación. 
Por Jorge Andrés Santos (@RinconDeSantos)

21 de febrero de 2012

El círculo se cierra alrededor de Álvaro Uribe


Aunque hay algunos ignorantes que creen que Álvaro Uribe fue un paramilitar y que incluso comandó un bloque con arma en mano y brazalete en el brazo, similar a esos que apoyan a las Farc sin conocer la realidad del conflicto armado en Colombia, hay que aceptar que el hoy ex presidente de Colombia siempre ha tenido una vida muy correcta. Antes de alcanzar el cargo público más importante del país, fue Senador, Gobernador de Antioquia y Alcalde de Medellín. Incluso alguna vez leí en un libro escrito por Jaime Barmúdez, uno de sus más cercanos asesores, cómo fue su camino para alcanzar la presidencia de Colombia en 2002. Finalmente fue duro salir del anonimato, con unas encuestas que en nada le ayudaban, y sin partido político, para en poco tiempo no sólo ser presidente de un país sumido en la violencia, sino que lo fue dos veces, llegando incluso a querer parecerse a Hugo Chávez cuando uno de sus más fieles escuderos propuso que un tercer período no sería nada anti democrático. De esta forma, uno se puede dar cuenta de que el problema de Álvaro Uribe no era él mismo sino todos lo que lo rodearon. Hoy por hoy, la tercera parte del Congreso que lo apoyó está presa por sus nexos con el paramilitarismo, tiene a un ex director del Departamento Administrativo de Seguridad, oficina que depende de la Presidencia de la República, preso por las mismas razones y a otra ex directora, escapando de la justicia colombiana. Tiene un primo preso y a un hermano señalado adivinen por qué. Y el círculo es más grande. Al presidente Uribe lo apoyaba mucha gente, por lo que no es raro que cada semana aparezca alguien nuevo involucrado con actos ilegales. Por eso es que a muchos no nos sorprende que Luis Carlos Restrepo, su ex Asesor de Paz, no sólo esté siendo buscado por la justicia sino que haya escapado del país para no dar la cara.

16 de febrero de 2012

Video Killed The Radio Star: Un llamado a la arqueología del Rock en Español

-->

En 1979, y quizás sin saber o sin querer, una banda británica, The Buggles, dio a luz una especie de profecía musical. Con su canción Video Killed the Radio Star  mostraban para la época la sensación que hoy en día perdura y que yo comparto, de que la música de todos los géneros en su más clara expresión clásica e instrumental venía siendo desplazada por las incipientes tecnologías que a la postre nos traerían al nefasto mercado musical contemporáneo. Se convertía entonces en todo un reto para los músicos y para los mismos géneros musicales encontrar su lugar y su rumbo en un mercado musical que cada vez se orientaba más hacia lo audiovisual, lo experimental y lo tecnológico.  

Dice la canción de The Buggles:

They took the credit for your second symphony.
Rewritten by machine and new technology,
and now I understand the problems you can see

Traducción:

Ellos tomaron crédito de tu segunda sinfonía.
Reescrita por una máquina y nueva tecnología
Y ahora yo puedo ver los problemas que tu ves

Por Juan David Cárdenas (@jdc1983)

13 de febrero de 2012

¿Por qué NO CREER en Dios?


 
La semana pasada este blog recibió las visita número 25.000 y la cuenta sigue en aumento. Se trata del primero de los tres hechos importantes que pasarían este año con el blog. En los primeros días de enero llegamos a las cien entradas y hacia mayo, si no estoy mal, el sitio estará cumpliendo cuatro años de haber sido publicada la primera entrada. Esta vez he decidido hacer algo más que simplemente una entrada, y me tomé la tarea de invitar a varios blogueros y amigos que escriben para celebrar este logro. Hasta el momento en que escribo esta entrada, la lista iba en 20 invitados pero podría aumentar. Esta primera entrada se la dejé a David Osorio (@Daosorios), bloguero también en 'De Avanzada', y quien ya en una oportunidad había sido invitado a escribir también en este espacio sobre 'El Mercado de las Ideas'. Sin embargo, en esta oportunidad lo hice porque como, a pesar de que tengo unas creencias, prefiero no hablar de ellas. Por eso le dejé el trabajo sucio a otra persona para que lo haga, más allá de si estoy a favor o en contra de lo que él dice.

Daniel Afanador

Cuando me invitaron a que escribiera para la celebración de las 25.000 visitas al blog de Daniel Afanador, me dijeron que hablara de por qué NO CREER en dios sin herir susceptibilidades. Eso es algo que se sale completamente de mis manos. Hay personas cuya susceptibilidad se hiere con que uno sugiera siquiera que hay puntos de vista diferentes al conservador. En todo caso me comprometí a no ofender a los creyentes y eso es lo que pretendo.

Por Ðavid Osorio (@Daosorios)

11 de febrero de 2012

¿Por qué Linux no despega?


A diferencia de la mayoría de usuarios de todo el mundo, no utilizo Windows ni Mac, o evito hacerlo. Ya en alguna oportunidad lo había explicado. Supongo que somos menos del 2% del total de usuarios comunes y corrientes en todo el mundo que usa Linux por lo menos en computadores de hogar, pues en cuanto a dispositivos móviles, Android, también de la familia Linux, tiene junto a iOS de iPhone el tan anhelado privilegio de ser el sistema operativo más popular del momento, posición que en algún momento tuvieron Blackberry, Motorola o Nokia, pero más por su tecnología que por su sistema operativo, que hace unos años realmente importaba poco. Pero, ¿Qué es Linux? Se trata simplemente de un sistema operativo, similar a Windows o MacOS, que apareció en 1991 como un proyecto libre al que cualquier persona ha podido acceder desde entonces para modificarlo y distribuirlo sin ninguna restricción. Como son miles de personas las que lo hacen, existen miles de distribuciones de Linux, a diferencia de Windows o MacOS, a las cuales solo tienen acceso al código los ingenieros de Microsoft y Apple.