28 de noviembre de 2013

Por qué no uso Deezer

Si llegaron acá pensando encontrar una crítica en contra de Deezer, lamento decirles que están en el lugar equivocado. En cambio de eso, voy comentarles por qué a pesar de que Deezer me parece un servicio excelente, de que es de los pocos que ofrece un modelo de pago de música por Streaming en Colombia, y de que inició operaciones para Latinoamérica en mi ciudad, he preferido mirar otras opciones.

La primera vez que escuché hablar de Deezer fue a comienzos de este año. Alguien me dijo que era una aplicación para escuchar música y que estaba prácticamente cualquier canción. Hice la prueba por 15 días, y a pesar de que encontré todas las canciones que se me ocurrió buscar, y crear todas las listas de reproducción que quise, preferí no pagar los $8.49 dólares mensuales por el plan para escuchar música desde móvil y escritorio.

Y la razón es que aunque siempre que estoy sentado al frente de un computador voy a estar escuchando música, sé que Deezer no es la única alternativa que existe en Colombia. Sé además que hay opciones incluso gratuitas como Pandora, Google Play Music y Spotify.

Por qué no Deezer

Pero primero lo primero y es que no necesito tener todas las canciones del mundo en mi celular. La batería de mi celular no dura más de 6 horas y si empezara a escuchar música, ya sea conectado por red de datos o WiFi, el tiempo de vida sería como mucho de 3 horas. En otras palabras, no voy a pagar por un servicio de escuchar música desde el celular simplemente porque mi batería no da para tanto.

Por otra parte, mi celular tiene una tarjeta SD de 8Gb en la que tengo al menos 400 canciones. Si quiero escuchar algo mientras voy en el bus o camino por la calle, con esas me basta. Además tengo la posibilidad de sacar o meter canciones cada vez que quiera desde el computador.

O la otra opción que tengo es andar con un iPod con casi 10.000 canciones. Al ser solo para escuchar música, tiene una batería con más tiempo de vida y sé que su uso es exclusivamente para eso.

Estas 2 razones son de entrada suficientes para no pagar por un servicio de música por streaming para el celular. Pero, ¿qué pasa si quiero escuchar música desde el escritorio?

Deezer sería una excelente opción, si no fuera porque tiene que competir con servicios gratuitos que son suficientes para mí. Por un lado tenemos a Pandora, que por productividad me ahorra todo el tiempo que uno se pueda gastar pensando en: "¿cuál es la canción que iba a poner?". Sencillamente escribo el nombre de una banda y el sistema ya identifica que tipo de música quiero oír, y suena canción tras canción de bandas similares. O también está el caso de Spotify: escojo una banda y me suenan sus mejores canciones y si quiero puedo crear listas de reproducción o escuchar emisoras por género o por banda.


21 de noviembre de 2013

CyanogenMod, Android corriendo al 120%

Si tienes un celular con sistema operativo Android, es probable que no le estés sacando todo su potencial. A veces pasa, con la mayoría de las marcas, que sobre Android cada fabricante le instala una capa de personalización que termina por arruinar toda la buena experiencia que puede ofrecer el sistema operativo de Google. Samsung, por ejemplo, le instala una capa de personalización llamada Touchwiz. Por eso es que si ustedes agarran un Samsung Galaxy y un Sony Xperia y miran su interfaz, ambas se van a ver muy diferentes aún cuando ambas son Android.

Esto no pasa con un Lumia, un iPhone o un BlackBerry. Debido a que los 3 tienen un sistema operativo cerrado y a que cada uno tiene la exclusividad de un único fabricante (Nokia, Apple y BlackBerry, respectivamente). Por eso es que el operador no puede modificar ningún elemento de la interfaz del sistema operativo.

Yo, por ejemplo, tengo un Samsung Galaxy S2 desde hace 2 años y solo hasta hace 1 mes le pude desinstalar por lo menos 30 aplicaciones que Samsung y Claro le habían instalado, pero que nunca había utilizado. De hecho Samsung y Claro tienen su propio servicio de mensajería instantánea. ¿De verdad alguien los utiliza en vez de WhatsApp?

Con esto que les cuento liberé mucha memoria en Android, algo que era urgente, pues estaba en el punto en el que ya no podía instalar ni actualizar ninguna aplicación. Esto fue posible gracias a que le hice 'Root' a mi Samsung Galaxy S2, un procedimiento que no pone para nada en riesgo la estabilidad ni la vida del celular. 

Cuando uno hace root, básicamente uno adquiere el poder de superadministrador sobre el sistema operativo, y esto nos da la posibilidad de desinstalar aplicaciones a nuestro antojo, o instalar otras que sin root no servirían para nada. Yo de hecho, por accidente, dejé sin teclado el teléfono durante unos minutos. 


Ya con el teléfono más liviano, aunque aún con problemas de batería, decidí investigar si podía hacer algo más con él. A 2 años de haberlo sacado de la caja, y 2 y medio de haber sido presentado por Samsung, ya se comienza a notar la antigüedad en el desempeño del celular.

Opté por instalarle una ROM llamada CyanogenMod. Una ROM es básicamente un Android modificado. La diferencia es que si Samsung, LG, Sony o HTC deterioran la experiencia de Android; Cyanogenmod la mejora hasta un 120%.



14 de noviembre de 2013

El cine y mi generación

Si dentro de unas décadas el mundo quiere saber lo que pasó a finales de los 90, 2000 y 2010, el cine podrá dar algunas respuestas. Aunque este blog trata de todo y de nada (trata de mis intereses, que son muchos), se habrán dado cuenta de que últimamente hablo más que todo de Internet, nuevos medios y tecnología, entre otras cosas.

Eso que ustedes leen, si llevan un buen tiempo siguiendo este blog, es solo la visión del mundo de alguien que está creciendo en esta generación. Hay quienes llaman a esta generación como los Millenials. Yo la describo como una que se caracteriza por la cultura de Internet, la música y la cultura popular. Eso y que nacimos de los 90 para acá.


Esta generación es como es gracias a que nunca antes la humanidad hizo tanto uso de la tecnología en su vida diaria. Hoy es normal andar con un smartphone en un bolsillo, un iPod en el otro y un computador portátil en la mochila. Vivimos conectados todo el tiempo. Y es que fuimos nosotros los primeros en conocer de primera mano el impacto de empresas como Google, Facebook y Apple.

Los más veteranos recordaremos a Altavista, a MySpace y cuando Microsoft era el único actor importante de la tecnología del que hablaban los medios de comunicación. Eso mismo que llevamos viendo más de 2 décadas está siendo narrado por el cine desde diferentes episodios: películas que explican algunos de esos actores que nos han acompañado en nuestro día a día en los últimos años. Sin entrar a juzgar si son o no buenos filmes, estos son algunos de ellos y lo que representan:

TPB:AFK - El juicio tras The Pirate Bay


Esos que empezamos bajando música en Napster, que pasamos por los torrents y hoy utilizamos Pandora, Deezer o Spotify seguramente nos sentiremos identificados con la historia de The Pirate Bay, un grupo de amigos que una vez decidió empezar a compartir archivos de forma privada gracias a una red P2P pero que se salió de control. Después todo el mundo se enteró de que podían compartir archivos y la plataforma en su momento se ganó una persecusión de toda la industria del entretenimiento, los sellos y estudios más grandes de Estados Unidos, que hasta el día de hoy no han podido hacer mucho por cerrar a The Pirate Bay.

TPB:AFK cuenta la historia detrás del juicio contra los fundadores del sitio de piratería más grande del mundo y de cómo los estudios más grandes del mundo han fallado cada vez que señalan el delito que cometieron. 

7 de noviembre de 2013

MTV, Internet y libertad cultural

Cuando MTV era un canal de vídeos musicales y no de series ni realities, era muy común que toda la madrugada, y por lo menos en las mañanas hasta el medio día dieran franjas de vídeos sin parar. Claro, tenían comerciales, que siempre han estado ahí y nunca se han ido. Pero el MTV de ese entonces era diferente al de hoy porque tenía más programas musicales: había un Top-10 entre semana, un Top-20 los fines de semana, había un programa que se llamaba VS ¿O Contra? en el que se enfrentaban las bandas, hacían Top 5 de bandas y así se mantuvo el canal de música más popular del mundo, yo le pongo que hasta el año 2003. Desde antes ya había comenzado un largo proceso de decadencia. En esa época el Top 100 de fin de año y los Video Music Awards inspiraban verdadero respeto.

Hoy si queremos ver vídeos musicales en MTV nos tendremos que esperar a la madrugada o poner MTV HITS, que es otro canal. Si tenemos suerte quizás den MTV World Stage. Algunas bandas se salvan. Lo demás, aunque como Daria o South Park sean buenas, son lo poco rescatable que puedo llegar a destacar hoy de MTV.

Y aún así, cuando MTV fue un excelente canal musical en los 80, 90 y comienzos de 2000, en el que muchos aprendimos a escuchar música, bandas legendarias que nos marcaron y que quisiéramos de vuelta, lo cierto es que MTV es uno de esos símbolos de tiempos pasados, un símbolo de la música comercial.


Clint Eastwood de Gorillaz marcó mi generación. Desde mi punto de vista fue el fin del MTV musical y el comienzo del MTV de realities de hoy.

Ver vídeos musicales en MTV hoy

Hoy mientras veía vídeos musicales en un Chromecast conectado al televisor de mi casa recordé esos viejos tiempos en que uno solo tenía la posibilidad de ver los vídeos que pasaran por MTV, porque no había más canales de música. Hubo un intento en Colombia de PlayTV, o había un canal francés que se llamaba MCM en el que 99 de cada 100 vídeos eran de rap o de grupos desconocidos. A eso estaba limitada nuestra libertad cultural si queríamos ver un vídeo de música en esa época.

1 de noviembre de 2013

Muchos contenidos y poco tiempo

Hace un rato estaba leyendo un libro en PDF que tenía guardado en el computador. En la misma carpeta donde lo tengo guardado hay 20 libros más de los cuales no me he leído uno completo. He leído partes. Sin embargo, no es por pereza ni porque no me guste leer, pues desde Feedly sigo más de 100 blogs todos los días. Lo que creo que está pasando (y yo soy un ejemplo de ello) es que estamos cambiando nuestros hábitos sobre consumo de medios.

Así como hace 5 años yo me leía 2 revistas de noticias cada semana y en la universidad siempre andé con un paquete de fotocopias o un libro en la mano, hoy no cojo nunca un papel para leer. Claro, es una exageración. Obviamente debo tener papeles en la mano en algún momento del día y los voy a leer. No obstante, el punto y a lo que voy es a que hoy cada vez leemos menos papel y más pantallas.

De esto se desprende la crisis de los medios impresos y lo que algunos dicen por ahí de que "un día las editoriales se quedarán solas frente a Amazon y lamentarán no haber ayudado más al librero". Lo que apuntaría a que la industria tradicional del entretenimiento, pero más exactamente la prensa escrita y las editoriales de libros, se están dejando enterrar por los medios digitales.

Y me explico: así como leo más de 100 blogs vía RSS, ese no es el único medio desde el cual me informo. También leo Twitter cada vez que tengo un momento libre. Y a veces cuando agarro el celular y ya agoté todas las noticias del día, voy con una aplicación que se llama Zite, en la que uno lee noticias de acuerdo con unos intereses particulares que uno escoge. La aplicación le muestra a uno las noticias más importantes de esos intereses. Por ejemplo yo sigo noticias de tecnología, dispositivos móviles, Android y Ubuntu.

Y aún cuando entre blogs, Twitter y Zite habrá más de 500 noticias en un día, a veces ingreso a la versión móvil de DuckDuckGo, que también agarra las noticias más interesantes de muchos sitios de Internet, y nos los presenta en una interfaz muy amigable. Ahí sigo leyendo más noticias, pero no termino ahí. 

Quora, medios audiovisuales y de radio

Cuando no quiero leer noticias, entro a Quora (los reto a que se abran una cuenta y duren menos de 1 hora sin salir o volver al otro día). Quora es uno de los mejores sitios en Internet que he encontrado en los últimos años, y de los que más he aprendido (varias entradas de este blog fueron inspiradas ahí: la de Seinfeld y WhatsApp son solo algunas de ellas). Es una versión bien hecha de Yahoo! Respuestas: gente preguntando cosas interesantes y otros con experiencia respondiendo de forma aún más interesante acerca de todos los temas que se puedan imaginar. Lo interesante del sistema es que Quora ya define un perfil de nosotros de acuerdo con unos intereses que nosotros le digamos que tenemos, y empezaremos a ver todo el tiempo preguntas y respuestas. Muchas veces encontraremos preguntas que nosotros mismos podremos responder, y otras veces seguramente vamos a querer preguntar algo que no sabemos, y habrá alguien con una respuesta bajo la manga.


Y aunque me faltó hablar de Google+, mejor dejo hasta acá el tema de noticias y sitios informativos para leer, pues más allá de esto hay otro tipo de medios que también consumo: y es que no hay día en que yo no entre a Netflix a ver una serie, o a YouTube a ver vídeos por lo menos durante 10 minutos. También están Crackle, Hulu y TED en cuanto a vídeos, y todos los días tan pronto como me levanto estoy escuchando una emisora de otro país desde TuneIn Radio. Cuando estoy ocupado dejo abierta una emisora en Pandora o en Spotify.