18 de julio de 2011

Los uribistas la tienen clara

Desde las elecciones hace ya un año hasta estos días he dicho que tengo problemas con el presidente Juan Manuel Santos, que antes tenían que ver con la legitimidad del partido que lo apoyó para llegar a donde hoy está, pero que hoy pasan más por cómo actúan sus ministros.Y en medio de este disgusto que algunos sectores de la opinión pública tenemos con JMS, hay un sector, encabezado por el ex presidente Uribe, que no reconoce las deficiencias de lo que se hizo mal.

El sector que hoy encabeza la oposición contra Juan Manuel Santos es uno que aún no reconoce el "no todo vale"

Cuando al presidente Santos le dio su apoyo Álvaro Uribe, muchos estabamos convencidos de que serían cuatro años más de lo mismo, que esos ocho años en los que se atacó al terrorismo y poco o nada se hizo en contra de la corrupción continuarían. Por el contrario, más que atacar a la corrupción, Álvaro Uribe se convirtió en defensor de las lamentables actuaciones de ministros como Andrés Felipe Arias, Andrés Uriel Gallego y Fabio Valencia Cossio. Se rodeó de una tercera parte del congreso a la que lo único que le faltaba era tener brazaletes de las AUC, y dentro de los cuales hubo un primo suyo con quien a propósito fundó uno de los partidos de más dudosa reputación que hayan aparecido en un tarjetó electoral. Y fue a sus espaldas que órganos que estaban bajo su responsabilidad  hicieran lo que se les diera la gana, caso DAS y caso falsos positivos. Y más que arrepentirse de la manera en que ha defendido lo que pasó durante sus ocho años de gobierno, ha salido a llamar cobarde a una mujer, a su mejor estilo, relacionándolo todo con las Farc, ensuciando el nombre de una eurodiputada de lo que dijo en su contra con que tenía sus vínculos con las Farc, o pidiendo que una nueva instancia juzgara a los que para él son héroes de la patria, así se hayan manchado las manos de sangre. Y acá dejemos algo claro, para mí son héroes de la patria, pero en el momento en el que cogen un arma para lastimar a quien dicen defender dejan de serlo.

Este tipo de personajes son los que defienden las actuaciones de todo lo que pasó a espaldas del ex presidente Uribe durante ocho años

Y frente a todo esto, lo que queda del uribismo, que se siente aludido cuando hablan de una mano negra, se molesta, porque cada vez que el presidente Santos saca a la luz un escándalo de corrupción que "haya pasado a espaldas" del presidente Uribe, sacando a relucir unas cifras de inseguridad que están en aumento desde el año 2008, no desde el 7 de agosto de 2010, o refiriéndose a uno de los contratistas del gobierno, a León Valencia, como si fuera un auténtico miembro del Comando Central del ELN que aún trafica con armas y anda por ahí poniendo cilindros bomba, a pesar de que dejó de hacer parte de este grupo narcoterrorista hace unos 20 años y se reintegró a la vida civil.

Ya a las palabras de la oposición no les creo, porque la oposición es hoy la que le dio la mano a Juan Manuel Santos para llegar a la presidencia, y creo que ya sé cómo se sintieron los uribistas con los del Polo durante ocho años. La diferencia es que el Polo en esa época siempre tuvo la razón y hoy lo están demostrando las patadas de ahogado del ex presidente Uribe y su círculo más cercano.

No hay comentarios. :

Comentarios