19 de agosto de 2011

Una alternativa para enfrentar la piratería


¿Quién no usa Mozilla Firefox o Google Chrome? Más cuando su eterno rival, Internet Explorer, es el programa más malo que pueda venir instalado en cualquier versión de Windows. Entre los motivos para decir que Internet Explorer es malo, quedémonos con los siguientes: consume más recursos, no deja instalar complementos y no tiene código abierto. Sin embargo lo que menos le interesa a un usuario cualquiera, que seguramente sólo entra a Internet para consultar su correo, ver noticias y revisar Facebook es el tema del código abierto. Seguramente ni siquiera entiendan el concepto. Se trata de crear software gratuito y dejar la puerta abierta de que cualquier persona le haga cambios o mejoras.


El concepto aún no es el más popular pero prácticamente todos usamos Software Libre. Todos usamos Google, Facebook o Android. Y aunque no lo hagamos de manera directa, cada vez que buscamos en Google, lo estamos haciendo. No crean que dentro de Google tienen instalado Windows porque no es así. No van a tener instalado el software de la competencia. El software libre está despegando y todos podemos contribuir a que siga siendo así. Háganse esta pregunta: ¿Cuánto nos podríamos ahorrar si un computador por defecto no viniera instalado con Windows? De hecho, la mayoría de las personas que usa productos de Microsoft lo hace porque les toca. Si yo pagué por un computador cuyo precio incluía licencias originales, ¿por qué complicarme? Podemos empezar a cambiar esta mentalidad, y así como lo podríamos hacer simplemente instalando Chrome o Firefox, podemos cambiar toda la interfaz de nuestro computador instalándole un sistema operativo original y gratuito como Ubuntu, que se puede bajar desde su página, y nos ahorraríamos los 30 Euros que cuesta Leopard, la última versión de MacOS, el sistema operativo de los productos Apple, o los 150 dólares de una licencia de Windows 7 Home. O podemos hacer algo intermedio, dejando de usar Microsoft Office y adoptando Libre Office o Google Docs.

¿A quién no le han planteado el dilema de si la piratería es mala? Obviamente es mala cuando alguien se lucra a costa de lo que no es suyo, y en eso se basa el debate de los defensores del derecho de autor frente a la piratería. Pero, ¿por qué nos plantean como única solución comprar productos por los que debemos pagar? Plantéennos también la solución de usar licencias libres y así todos ganamos, no contribuyendo con la piratería y reconociendo el trabajo de otros, no necesariamente pagando.

Les dejo unas cifras que hablan por sí solas de por qué hay que apoyar el Software Libre sacadas de CHW, otro blog más de tecnología que recomiendo seguir:

- OpenOffice 3: 100 millones de descargas. El año pasado, en las noticias de OOo, daban a conocer que llegaban a la descargas 100 millones, una cifra impresionante, cuánto ha crecido este último tiempo.

-  Wikipedia: 15 millones de artículos en 260 idiomas. Con 15 millones de artículos en la actualidad y más de 1 millón de colaboradores, Wikipedia, proyecto construido con el aporte de voluntarios desinteresados del mundo entero, es imparable, no por nada Microsoft se dio por vencido con su Encarta.

- Kernel Linux: 6,4 parches por hora. Según Linux Foundation, la versión 2.6.31 del kernel de GNU/Linux tiene 11.5 millones de líneas de código. En el desarrollo participaron 5.000 programadores de 500 empresas desde el 2005, y el ritmo de actualización fue de 6.4 parches por hora.

- Firefox 3: 350 millones de usuarios. Ya lo reporteamos alguna vez acá en CHW, la cantidad de usuarios del navegador de código libre, Firefox, es bastante considerable y posee más de un 25% de cuota en el mercado de navegadores.

- SourceForge: 2 millones de desarrolladores. Ya se quisiera esa cifra cualquier compañía de software. SourceForge cuenta actualmente con 2 millones de desarrolladores voluntarios y más de 230 mil proyectos activos.

- GNU/Linux está en el 78% del Top500 de servidores del mundo. Una supremacía del pingüino real y simplemente apabullante.

- GNU/Linux está en el 89% del Top500 de supercomputadores del mundo. La cifra habla por sí sola y es proporcionada nada más ni nada menos que por la misma top500.org. En tanto, AIX, Unix propietario de IBM, posee aún el 4,4% de los supercomputadores.

No hay comentarios. :

Comentarios