26 de enero de 2012

Salvemos Internet

Por estos días los usuarios de Internet pudimos respirar tranquilos cuando el Congreso de Estados Unidos tomó la decisión de dejar a un lado el proyecto con el que pretendían detener la piratería por Internet. Se trataba de la Stop Online Piracy Act, mejor conocida como Sopa. Y es que era tan radical, que no castigaba a quienes vulneraran el derecho de propiedad intelectual sobre una obra, sino que castigaba a los enlaces, es decir a la Internet tal cual como la conocemos hoy. Algo tan sencillo como subir el cover de una canción a YouTube cantada por uno mismo significaba que si el video no era descolgado toda la plataforma sería bloqueada. Lo mismo sucedería con sitios como Facebook, Twitter o Blogger, donde no es el sitio el que sube los contenidos sino son las personas. De esta forma, algo tan sencillo como mencionar a una marca o colocar una imagen en la que apareciera un simple logo podría generar este tipo de crisis que terminarían acabando con la Internet como la conocemos hoy, corriendo el riesgo de tener una red similar a la de China o Irán: censurada y sin libertad de expresión.
Ya en ocasiones anteriores he mencionado lo inconveniente que puede resultar este tipo de leyes. Resulta extraño que quienes las presentan en los Congresos de todo el mundo son sujetos a quienes sus secretarias les imprimen sus correos. Son personas que no tienen ni idea cómo funciona Internet y creen que legislar sobre él es parecido a hacerlo como se hacía hace medio siglo con la prensa, la radio y la televisión. Y aunque Sopa haya desaparecido, la amenaza siempre estará latente. Es obvio que en un parlamento aunque una ley se caiga la pueden presentar cuantas veces quieran y en alguno de todos sus intentos terminará siendo aprobada. Así nos lo advirtieron en Colombia cuando se cayó la Ley Lleras e igualmente quedó ese sabor con la actitud de revancha de la industria cultural en Hollywood. Las volverán a presentar y en algún momento nos cansaremos de movilizarnos. Deberían quedarse con que los usuarios de Internet queremos participar en este tipo de legislación. Muchos pensamos que Internet está bien y si fuera por nosotros lo dejaríamos como está, pero ya tenemos que pensar en que Hollywood no se cruzará de brazos mientras acuerdos como el Acta o leyes como Sinde, Hadopi o Sopa no sean aprobadas.

¿Qué podemos hacer y qué se debería hacer? Lo primero es esperar a que la industria editorial, musical y cinematográfica entienda que las leyes tal cual como ellos las están presentando son ridículas. Hace poco leí que lo que finalmente ellos querían era que la gente volviera al sofá a ver televisión. Quieren seguir llenándose los bolsillos como lo hacían hace 50 años y no como se hace hoy. Lo que pasa es que les incomoda ver que la gente está dejando de consumir medios tradicionales para hacerlo de forma digital. Ya no vemos televisión sino la vemos en el ordenador. Ya no compramos música sino la descargamos a muy bajos precios o hasta gratis. Ya no compramos libros sino que los compramos digitales, sin que las editoriales ganen como lo hacían antes.

Lo demás puede venir por parte de nosotros. Ya en una entrada pasada dije que el modelo de Cuevana no me gustaba porque se lucraban con algo que no les pertenecía. Y lo que pasa con sitios como Cuevana o Taringa es que, aunque jamás estaré de acuerdo con que los cierren, los están usando de caballito de batalla para decir que por culpa de ellos se están perdiendo miles de empleos en la industria. Si estamos preocupados por Internet evitemos entrar a este tipo de sitios o al menos no abusemos. Hay opciones legales a muy bajos precios. Yo acepto que he bajado música pero con las cosas como están hoy, poniendo en riesgo la Internet, evito hacerlo solo para no darle motivos a la industria cultural de dañar algo que hoy por hoy es perfecto. Creo que lo demás puede venir de parte de quienes administran sitios web, haciendo ellos por su cuenta la tarea de que en su sitio no haya enlaces hacia sitios que violen el copyright, similar a como lo hace YouTube cuando uno sube un contenido que no es de uno o como lo hace RapidShare. Seguramente si Megaupload se hubiera preocupado más por hacerlo no tendría los problemas que hoy por hoy tiene. A mí no me gusta lo que está pasando pero creo que o los usuarios hacemos algo además de manifestarnos o Internet definitivamente se acabará tal cual como lo conocemos hoy.

2 comentarios :

Daosorios dijo...

¡Eso de los empleos es puro cuento! Si usaran lo que se gastan en lobby en pagarle a sus empleados, esos empleados podrían vivir con más del mínimo.

Peter dijo...

Supongo que tienes razon pero eso sería como perder dinero, aunque sean los que mas tienen, no lo darían. Con Respecto Al Tema estoy muy de acuerdo en que estemos en contra, la S.O.P.A, S.I.N.D.E o Hadopi o cualquiera que salga, son completas estupideces, el internet es algo que usamos a diario y con lo que muchas personas viven cada día, supongo que si se cerrara la gente crearía un soofware o algo parecido, pero habrían protestas en el congreso estado unidense o cosas parecidas.

Firma Peter.

Comentarios