20 de junio de 2012

Señores congresistas, gracias por la reforma a la justicia

Como todos sabrán, desde hace un tiempo para acá el nuevo mejor amigo del presidente Santos es el presidente de Venezuela Hugo Chávez, y por la misma línea el Congreso de la República se convirtió en su juguete favorito. Al trámite a pupitrazo y a las patadas de los proyectos de Ley Lleras 2.0 y de construcción de 100.000 viviendas en tiempo récord, sumémosle que en su momento quitaron porque sí, sin dar ninguna razón, un artículo del Plan Nacional de Desarrollo que permitía la reducción de los precios de los combustibles y que a propósito se volvió a caer porque al Honorable Senador ponente, Manuel Guillermo Mora, no se le dio la gana en todo el año de discutirlo en la comisión quinta del Senado. Como era obvio desde que Juan Manuel Santos fuera elegido como presidente de la República, esto se veía venir, un gobierno de Unidad Nacional sin oposición en el Congreso y que se convirtió en una aplanadora legislativa como no se veía desde que el Congreso absolvió al ex presidente Samper por sus presuntos vínculos con el narcotráfico. Esta aplanadora se hizo con 6 de los 8 partidos en el Congreso de la República y todo pasó a ser tan fácil como presentar, no discutir y aprobar. El episodio más reciente de lo que estoy diciendo es el de la reforma a la justicia, hecha a la medida y que les cayó como anillo al dedo a ellos mismos.

A mí como ciudadano común no me cabe en la cabeza cómo puede haber una reforma a la justicia cuando a asuntos como el hecho de que conducir en estado de embriaguez no se haya podido tipificar como delito porque el Congreso no quiso sino que además estén considerando que el castigo sea simplemente quitarle la licencia de conducir POR UN AÑO (Debería ser de por vida, ¿no?), o que en situaciones como un asesinato o un robo a mano armada haya pre acuerdos para rebajar la pena, el responsable quede libre por vencimiento de términos o simplemente salga de la cárcel porque el personaje en cuestión estudió y cumplió con tres quintas partes de la condena aunque siga siendo un peligro para la sociedad. Más de uno debe estar preocupado por cuál será la suerte de los 4 asaltantes que acabaron la vida de un abogado en Bogotá por robarle su teléfono celular

Y si estos asuntos preocupan al ciudadano común, ya se imaginarán cómo se siente uno de que puedan quedar libres personajes que en vez de cumplir su deber sirviéndole a la Patria se hayan organizado para delinquir con grupos armados ilegales, llegando a cometer crímenes de lesa humanidad en algunos casos. Como lo aseguró RCN Radio Armando Novoa, Director del Centro de Estudios Constitucionales, el pabellón de la parapolítica en la cárcel de la Picota va a empezar a desocuparse, “porque como varios de ellos no tienen todavía sentencia ejecutoriadas sus procesos tienen que ir a primera instancia para surtir el trámite que crea la nueva reforma”. Eso sin contar que la Procuraduría ya no podrá inhabilitar congresistas para los mismos casos. 

Tengo entendido que sólo el Polo Democrático y El Movimiento Mira como bancadas votaron en contra de la iniciativa, y estos representantes y senadores hicieron lo mismo. Hace falta conocer el nombre de los 16 que se opusieron en el senado.

En el siguiente video hay una explicación más detallada de los demás alcances de la reforma:


Por ahora, ya hay una propuesta para acabar con este adefesio con un proyecto de referendo revocatorio presentado por el Polo Democrático en contra de la iniciativa y apoyado por algunas organizaciones ciudadanas y miembros de la sociedad civil, y esta es la declaración del Movimiento Constituyentes Primarios, con la cual se busca además demandas múltiples contra la Reforma, desde todos los rincones del país. En Twitter además la gente se está organizando como #SeMueveLaReformaAlaJusticia.

Mi propuesta: aún estamos a dos años de reformar el Congreso de la República y les podemos dar por donde más les duele: los votos. Ya quisiéramos que todos los que van al Congreso a calentar silla y a votar lo que les digan que voten se quedaran por fuera, pero eso es imposible: la mayoría tiene una maquinaria aceitada, con votos amarrados a punta de mercados, lechona y tejas. Si nos ponemos de acuerdo todos podemos dejar por lo menos a uno por fuera. La cosa es hacer una contra campaña con sus propias actuaciones de los congresistas que no nos representan: informar a la gente POR QUIÉN NO DEBEN VOTAR: ya una vez hice un intento de sacar la lista pero la podemos ir reduciendo aumentando hasta que tengamos a los corruptos si le hacemos seguimiento a cómo son las votaciones en el Congreso.

Ya para cerrar, por favor démosle un aplauso al periódico El Tiempo (por favor leer en forma sarcástica), que en su editorial del pasado sábado 16 de junio aseguró que el Congreso durante la última legislatura estuvo en sintonía con la ciudadanía y "aprobó leyes que tienen directa relación con la cotidianidad de los colombianos".
Imagen propiedad de JuanEsOs disponible en este enlace

1 comentario :

Daosorios dijo...

¿Reducir la lista? O_o Lo que hay que hacer es aumentarla. Y no es que falten candidatos: http://bit.ly/MwgoQu