15 de febrero de 2013

7 herramientas de un bloguero

Leí un post en el blog de Clara Ávila 'Sobre Blogs y marcas personales' en el que dos cosas me llamaron la atención y de las que deberían tomar nota los que aún no entienden el concepto o son incrédulos frente al poder que tiene un blog: la primera es que un Blog es como tu casa en el mundo digital, o al menos esa es la conclusión tras hacer esta observación:

“para mi twitter es el mar, facebook es el puerto donde están mis amigos, mi blog es mi barco e instagram es el catalejo por el que veo el mundo desde los ojos de los demás”

En otras palabras, como decía una de las 50 razones para tener un blog: si no tienes uno, eres un sintecho digital. Piensen en que todo lo que pasa en Facebook y en Twitter es espontáneo. Ya quisiera yo recuperar todos mis tweets de hace un año. Muy difícil en este momento. Y si fuera posible, yo sería la única persona dispuesta a navegar en miles de mensajes. Estoy seguro de que ninguno de mis seguidores los haría. A diferencia de un blog. A veces me comentan en posts que escribí hace años.

En ese sentido, el blog se convierte en una memoria digital en la que está consignada nuestra forma de pensar desde algún momento de nuestras vidas. En mi caso, con el fin de cuidar ese registro, me he valido de varias herramientas que los que hasta ahora se están involucrando deberían conocer y que en su momento yo ni siquiera sabía que existían. Acá van mis 7 favoritas:

Imágenes con licencia de Creative Commons: aunque encuentres una foto muy bonita en Google para adornar uno de tus posts, seguramente estás ignorando que ese contenido no es de tu propiedad y que hasta los más exagerados podrían tacharte de ladrón por algo tan inocente como no dar unos créditos o evitar pagar por un uso exclusivo. Afortunadamente existen las licencias de Creative Commons, que de hecho licencian todo el contenido de este blog: estas licencias son el complemento al derecho de autor, en el que las reproducciones totales o parciales están prohibidas. En este caso, por el contrario, y bajo ciertas condiciones, el autor le puede dar el permiso a cualquier persona de que use su contenido sin que tenga que pagar. Yo actualmente me valgo del archivo de Flickr, que permite escoger bajo qué tipo de licencia subimos cada una de nuestras imágenes. A propósito, acá me encuentran en Flickr y pueden usar todas las fotos que he subido siempre y cuando sean de mi propiedad.

Link: Buscador de imágenes en Flickr 

Los enlaces: una de las cosas que le da más relevancia a tu blog en un buscador tiene que ver con el uso de enlaces. Si tu enlazas hacia sitios con mucho tráfico, Google te va a tener en cuenta. Así mismo hay formas de saber quién está enlazando a mi blog, lo cual resulta en una forma de darme a conocer, viendo yo para quién soy relevante. Algo así como quiénes son mis seguidores, solo que es un poco más complicado de investigar que en Twitter. Atención al siguiente video que explica cómo funciona el motor de búsqueda de Google y cómo podemos sacar provecho de él:


Esto último es además algo que les sirve a tus lectores en caso de que quieran ampliar información sobre algún tema que hayas mencionado. Si te fijas bien, muchos diarios en Internet todavía evitan hacerlo por miedo a perder tráfico y que sus lectores se vayan a otro sitio. Algo ridículo, en mi opinión.

Diccionarios: toda mi vida aprendiendo español y todavía dudo sobre cómo se escriben ciertas palabras. Otras veces en medio de esas dudas me doy cuenta de que hay palabras que ni siquiera existen o que solo se usan en mi ciudad. En la blogósfera uno se da cuenta de que uno escribe para una aldea global, sobre todo hacia personas que hablan nuestro mismo idioma desde cualquier lugar del mundo. En ese sentido, debemos cuidar cómo hablamos, qué expresiones utilizamos y qué palabras puntuales pueden hacer incomprensible una idea. De esta forma adquieren relevancia los diccionarios. Yo destaco dos: el común y corriente, el de la Real Academia para conocer significados puntuales, más que todo cuando no esto 100% seguro de si lo que estoy diciendo tiene sentido; y el de sinónimos, para evitar repetir palabras dentro de un mismo texto. 

Control + F: En algunos computadores es Control + B. Se trata de la herramienta en el teclado para hacer búsquedas puntuales en algún texto. ¿Leíste algo pero no sabes en qué parte de la noticia lo viste?, ¿o no estás seguro si hace un párrafo utilizaste la misma palabra que piensas poner a continuación? Te podrás ahorrar mucho tiempo con una simple combinación de teclas. 

Libreta de apuntes, Twitter y RSS: muchos blogs no actualizan y murieron por allá en 2006 o incluso antes porque a sus autores solo se les ocurrió una idea para escribir y nunca volvieron a tener inspiración. Es algo por lo que pasan todos los que escribimos no solo para la web, sino también periodismo, literatura, ensayos y demás literatura (¿les pasará lo mismo a los que escriben código de programación?). Sin embargo, en ese esfuerzo por tener viva la inspiración he conocido varias herramientas que me han ayudado. Lo primero es anotar cualquier cosa que se nos ocurra sobre la que creamos que podemos escribir. Más de una vez me ha pasado que de una sola frase he escrito entradas de varias partes. En eso ayuda Twitter: a veces un tweet de 140 caracteres se termina convirtiendo en un artículo con algo más de investigación, profundidad y trabajo, que un comentario lanzado al vacío. Y ahí es donde entra también el RSS, que en resumidas cuentas es un sistema de alertas que nos notifica cada vez que se publica un contenido nuevo en un blog. A ese tema ya le dediqué toda una explicación alguna vez. Les recomiendo, es una de las herramientas más valiosas que he visto en Internet e infortunadamente hay gente que no sabe ni siquiera qué es: 

La falta de adopción del software de lectura RSS por parte de los consumidores y negocios es de los sucesos en la reciente historia tecnológica que peor habla del estado de la humanidad. Que un repositorio personalizado y centralizado de actualizaciones hechas via canales dinámicos de información ofrecidos por fuentes gratuitas y confiables de publicación democrática en todo el mundo haya sido ignorado tecnológicamente y reemplazado en la atención popular por jueguitos que pudren la mente hechos en Flash en Facebook es tan deprimente como la manera en la que los sueños de la educación pública se quebraron cuando la promesa de la televisión se volvió su realidad […] Es terrible. Es razón para empacar todo e irse a casa.
Comentarios: el combustible para escribir muchas veces son los likes, las veces que alguien comparte nuestro post, lo discute en Twitter y, por supuesto, los comentarios. Saber que alguien lo lee a uno y que lo que estamos diciendo tiene un impacto en alguien puede ser la diferencia entre continuar un blog o abandonarlo. Desde hace un tiempo vengo usando una herramienta muy valiosa llamada DISQUS que facilita a los lectores dejar un comentario, pues si la plataforma que en mi caso usa Blogger es incómoda, a diferencia de la de WordPress, DISQUS nos da la posibilidad de participar ya sea con nuestra cuenta de Google, Twitter o Facebook. 

Una agenda: para terminar, no quiero dejar por fuera el calendario, que nos servirá para actualizar semana a semana. Como leí en Marketing de Guerrilla alguna vez, más de uno piensa en cómo optimizar y generarle más tráfico a su blog para que reciba más visitas sin pensar en el contenido. La herramienta de SEO más poderosa que existe es actualizar el blog constantemente. De esta forma Google lo puede tener más en cuenta. Escribir semana a semana ayuda también para que tus lectores se fidelicen con tu sitio y que sepan que cada vez que vuelvan van a encontrar algo nuevo. Eso es lo más importante.

Y, bueno, yo tengo estas 7 herramientas a la mano siempre que quiero escribir algo nuevo. ¿Conocen alguna más ustedes?
Imagen propiedad de jesse?

No hay comentarios. :

Comentarios